sábado, 14 de junio de 2014

¿Es Podemos la nueva Falange? El diagnóstico




         Las recientes elecciones al parlamento europeo le han dado una buena colleja a uno de los tópicos que con más fuerza han arraigado entre la gente, ese de que votar no sirve para nada. Visto lo visto, más que afirmar que votar no sirve para nada, sería mejor decir que lo que no sirve para nada es votar siempre a los mismos. En cuanto las fuerzas del régimen han visto que no cuentan ni con la mitad del apoyo de los electores, Rubalcaba ha dimitido, el Rey ha abdicado y, como decía el otro día Jesús Cacho: También el PP está muerto, aunque todavía no huele[1]. Quizá sean cambios de esos que se hacen para que todo siga igual, cosa que está aún por ver; pero de momento lo que nadie puede negar es que algo se mueve.

         El gran fenómeno dentro de  este cambio de onda en el espectro político ha sido la irrupción de Podemos. Una nueva hornada de políticos que, con un estilo y unas ideas aparentemente nuevas, están siendo capaces de capitanear las aspiraciones políticas de los recientemente desencantados con el sistema, así como de los que ya se hallaban en la periferia y en los extramuros de éste.     

         Quizá alguno se haya extrañado al ver escrito eso de “aparentemente nuevas”, cuando precisamente si algo transmite Podemos es frescura y juvenil arrobo. Pero sí, la novedad es solo aparente porque tanto las ideas de Podemos como el discurso que las encierra cuentan ya con precedentes, cercanos e insospechados, que es precisamente de lo que hoy quiero hablarles.

         Algunos han relacionado al incipiente movimiento con el castrismo, con el socialismo bolivariano o con el kirchnerismo[2]. Quizá algo de esto haya,  pero a mi juicio no hay que irse tan lejos para buscarle referentes pues, como a continuación intentaré demostrar, en Podemos puede verse, a poco que se rasque, la impronta de la Falange joseantoniana (con lo que quiero referirme a la trayectoria de este movimiento desde su fundación hasta la muerte de su fundador, que haríamos bien en no confundir con sus posibles secuelas, sucedáneos y adulteraciones).

         Habrá quien diga que eso es una obviedad (máxime si tenemos en cuenta lo fácil que es caer en que ya sabías algo justo después de que te lo digan) y, tirando de tópico, afirme, muy serio, aquello de  que “los extremos se tocan”[3]. Habrá quien diga que esto no es nada más que una de tantas paridas que buscan desinflar la creciente popularidad de Pablo Iglesias. Pues bien, a los amantes de los tópicos les pediría que intenten tocarse con la clavícula izquierda la clavícula derecha, a ver si es verdad que lo consiguen. Y a quienes confunden pereza con escepticismo que lean los párrafos que siguen a ver si es verdad que consiguen pasar por alto las poderosas similitudes entre un movimiento y otro.

         Más allá de los parecidos que puedan encontrarse en el estilo de ambas formaciones (un líder con tirón popular que divulga un discurso sencillo pero intelectualmente sólido y retóricamente atractivo), lo verdaderamente significativo son sus coincidencias a la hora de llevar a cabo el análisis de la situación que les ha tocado vivir.
        
     Tanto Podemos como Falange tienen numerosos puntos de encuentro a la hora de hacer un diagnóstico de los males que aquejan al país: Ambos coinciden, groso modo, en que el cáncer de España es un sistema que ha permitido a los partidos políticos convertirse en una casta de privilegiados que gobierna de espaldas al pueblo, en su propio beneficio y en el de quienes les sostienen, los poderes económicos

         José Antonio expresaba así ese hartazgo:
“¡Basta de partidos! Queremos un Estado español genuinamente nuestro, nacido de nuestros Sindicatos. No necesitamos una casta de políticos que se interponga entre nosotros y el Estado.”[4]
         Ese término, la casta, se constituye también en el eje que vertebra el discurso de Podemos:
"Eso es la casta, los comportamientos que sirven para que algunos políticos sean los mayordomos de los ricos y no los carteros de los ciudadanos”[5]
         
 Precisamente, esos mismos partidos políticos que ahora se enseñorean del gobierno,  como tanto Podemos como Falange constantemente recuerdan, tuvieron en sus manos una ocasión preciosa para haber conducido al país hacia una mayor justicia social y hacia cotas más altas de dignidad ciudadana, pero sin embargo la desaprovecharon mimando a los privilegiados, dilapidado el caudal de esperanza y fe en ellos depositado.
         
 Falange denunció la traición de las esperanzas del pueblo tras la proclamación de la II República:
“La tremenda responsabilidad de los hombres del 14 de abril estriba en haber malogrado aquella esperanza colectiva, en haber reformado el sentido de su revolución. Ahora se pretende enredar a Azaña y Casares Quiroga en un fangoso proceso sobre si consintieron o no el traslado de armas a Portugal. ¡Qué estupidez! […]
Nuestra acusación contra los hombres del bienio es bien otra: "Tuvisteis a España en vuestras manos entregada durante dos años. La tuvisteis blanda como cera. Pudisteis llevar a cabo la verdadera revolución española y preferisteis reemplazarla por una política de secta, de disgregación, de vejaciones inútiles, de exasperación espiritual. Por culpa vuestra volvió España a manos de las viejas gentes reaccionarias, deseosas de escamotear la revolución. Eso sí que no se os perdonará.[6]
         Al tiempo que se mimaba a la oligarquía capitalista:
“La política del bienio no fue, ciertamente, una política anticapitalista. Nunca fueron tan mimados los Bancos y las grandes Empresas. Aumentaron las emisiones de valores públicos, y con ellas, naturalmente, las personas que viven del cupón sin trabajar.”[7]
        
 En nuestra historia reciente esté habría sido, según Pablo Iglesias, líder de Podemos, lo acontecido durante los gobiernos del PSOE:
Mucha gente humilde ha depositado históricamente su confianza en el PSOE y ahora se siente muy decepcionada […] nos dice que les hemos hecho recuperar la ilusión del 82” [8]

         De este modo, aquellos que un día suscitaron las esperanzas y anhelos del pueblo se han convertido, de nuevo en palabras de Pablo Iglesias, en “unos señores encorbatados que se alejan de los ciudadanos”.[9]  De este modo se han constituido, como decíamos, en una casta de privilegiados que gobierna de espaldas al pueblo,  cuyos derechos son mera retórica. Contra esto se revuelven unos y otros.
         “Y así, mientras vosotros pasabais los rigores del frío y del calor doblados sobre una tierra que no iba a ser vuestra nunca, soportando la enfermedad, la miseria y la ignorancia, las leyes escritas por gentes de la ciudad os escarnecían con la burla de deciros que erais libres y soberanos; todo porque cada dos o tres años os proporcionaban el juego de echar unos papelitos en unas cajas de cristal, de las que habían de salir los nombres de los que luego se olvidarían de vosotros, de vuestra hambre y de vuestros trabajos, hasta las elecciones siguientes.”[10]

         Como afirma Pablo iglesias, eso es así porque “el proyecto personal de sus líderes es acabar en los consejos de administración de las empresas a las que beneficiaron”.[11]
         Cosa que también en su momento denunció José Antonio:
“Aquí las grandes empresas, desde el principio, acudieron al auxilio del Estado: no sólo no lo rechazaron, sino que acudieron a él; y muchas veces –lo sabéis perfectamente, está en el ánimo de todos– no sólo impetraron el auxilio del Estado, no sólo gestionaron aumentos del arancel protectores, sino que hicieron de esa discusión un arma de amenaza para conseguir del Estado español todas las claudicaciones.”[12]

         Por eso, ambas formaciones, si quieren formar parte de la solución, han de situarse  “más allá de la burocracia y aparatos clásicos de los partidos”[13], a los que, como hemos visto, consideran gran parte del problema. De este modo, Teresa Rodríguez, eurodiputada electa por Podemos, afirmaba en una entrevista:
“No pretendemos ser una fuerza política más que ocupe una determinada horquilla del porcentaje de votos. Se trata de configurar un frente amplio contra el bipartidismo.”[14]

         Esa idea de que somos distintos, puede verse también en los discursos joseantonianos:
“Así, pues, no imagine nadie que aquí se recluta para ofrecer prebendas; no imagine nadie que aquí nos reunimos para defender privilegios.”[15]

         De este modo, ambas formaciones, tratando precisamente de romper con ese sistema caduco, el de los partidos políticos, evitan denominarse partidos. Podemos en su carta de presentación se define como una “nueva iniciativa ciudadana” [16], Mientras que Falange vino a definirse como “movimiento”:
“El movimiento de hoy, que no es de partido, sino que es un movimiento, casi podríamos decir un antipartido, sépase desde ahora, no es de derechas ni de izquierdas [17]

         Del mismo modo que ambos desprecian el cariz elitista y sectario que han adquirido los partidos políticos, ambos hacen también hincapié en lo injusto del sistema electoral que los perpetúa. En palabras de José Antonio:
“Los partidos políticos se producen como resultado de una organización política falsa: el régimen parlamentario.
En el Parlamento, unos cuantos señores dicen representar a quienes los eligen. Pero la mayor parte de los electores no tienen nada común con los elegidos: ni son de las mismas familias, ni de los mismos municipios, ni del mismo gremio.
Unos pedacitos de papel depositados cada dos o tres años en unas urnas son la única razón entre el pueblo y los que dicen representarle.”[18]

         Algo que está en franca sintonía con las palabras de Para Pablo Iglesias cuando afirma que: “La democracia no es solo poder votar cada cuatro años”.[19]
 
         Un orden político y social  injusto es, en un endiablado círculo vicioso, causa y consecuencia de un sistema económico injusto. No obstante, aunque tanto en el discurso de Falange como en el de Podemos están presentes las críticas a los efectos perniciosos y los excesos del capitalismo, evitan planteamientos más radicales como la lucha de clases, la instauración del comunismo o la abolición de la propiedad privada, como puede verse en la conferencia que José Antonio pronunció en el Círculo Mercantil de Madrid en 1935:
“[…] muchas veces, cuando yo veo cómo, por ejemplo, los patronos y los obreros llegan, en luchas encarnizadas, incluso a matarse por las calles, incluso a caer víctimas de atentados donde se expresa una crueldad sin arreglo posible, pienso que no saben los unos y los otros que son ciertamente protagonistas de una lucha económica, pero una lucha económica en la cual, aproximadamente, están los dos en el mismo bando; que quien ocupa el bando de enfrente, contra los patronos y contra los obreros, es el poder del capitalismo, la técnica del capitalismo financiero.”[20]

         Del mismo modo, cuando Pablo Iglesias  afirma que “decir que el problema es el capitalismo […] no explica nada”[21], no quiere decir que el sistema económico sea inocuo, sino que más allá de lucubraciones particulares y abstractas sobre el fenómeno, hay que poner de relieve sus manifestaciones, que no admiten discusión: recortes, precariedad laboral, cierre de pequeños negocios, etc.
         Finalmente ambos coinciden a la hora de denunciar esa idea hueca de España que los privilegiados han creado en su propio beneficio, en detrimento de un patriotismo auténtico. En palabras de José Antonio, es necesario clamar contra los que amparan bajo la bandera del patriotismo la averiada mercancía de un orden burgués agonizante”.[22]
         Algo semejante a lo que afirma Pablo Iglesias:
“Lo primero que hay que decir es que no puede ser que ese concepto esté en manos de vendepatrias, que el concepto de patriotismo esté en manos de los que privatizan, de los que entregan la soberanía del país, de los que tienen cuentas en Suiza, de los que defienden los privilegios contra la mayoría de la gente del país.”[23]
         Pues, como afirama José Antonio:
“Para que la vida del promedio de los españoles alcance un decoro humano, es preciso que los privilegiados de la fortuna se sacrifiquen. Si las derechas (donde todos esos privilegios militan) tuvieran un verdadero sentido de la solidaridad nacional, a estas horas ya estarían compartiendo, mediante el sacrificio de sus ventajas materiales, la dura vida de todo el pueblo. Entonces sí que tendrían autoridad moral para erigirse en defensores de los grandes valores espirituales. Pero mientras defiendan con uñas y dientes el interés de clase, su patriotismo sonará a palabrería.”[24]
         Es decir:
“No estaremos unidos en la misma hermandad mientras unos cuantos tengan el privilegio de poder desentenderse de los padecimientos de los otros.”[25]

         Por tanto, como sentencia Pablo Iglesias,  “El patriotismo no es llevar pulseritas roja y gualda mientras se está en el palco del partido de fútbol"[26], sino un esfuerzo conjunto solidario. Como afirmó José Antonio “un pueblo es como un gran barco, donde todos naufragan o todos arriban”.[27]
 
Así las cosas, son muchos los puntos en común que contiene el análisis de la realidad de ambas formaciones. Y si esto puede resultarnos chocante, no menos lo es contemplar las enormes concomitancias que pueden apreciarse en el remedio que proponen. Pero de esto nos ocuparemos ya en una segunda entrega.



SIGUIENTE ENTREGA




[1] http://vozpopuli.com/actualidad/44196-tambien-el-pp-esta-muerto-aunque-todavia-no-huele
[2] http://www.europapress.es/nacional/noticia-ideologos-podemos-ven-gobiernos-latinoamericanos-izquierda-bolivariana-ejemplos-seguir-espana-20140601114942.html#at_pco=smlwn-1.0&at_si=53917a237b0453ce&at_ab=per-12&at_pos=0&at_tot=1
[3] http://www.libertaddigital.com/opinion/manuel-llamas/pablo-iglesias-el-chavez-espanol-71680/
[4] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc2123.html
[5] http://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2014/06/10/el-azote-del-capitalismo-recibio-una-beca-de-caja-madrid-y-el-corrupto-blesa-de-15-000-euros.shtml
[6] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0088.html
[7] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0088.html
[8] http://politica.elpais.com/politica/2014/05/23/actualidad/1400863156_284091.html
[9] https://www.youtube.com/watch?v=QyujaqG3TvQ
[10] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0037.html
[12] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0103.html
[13] http://www.eldiario.es/andalucia/mirando_a_europa/Teresa-Rodriguez-sistema-mayoria-ciudadania_0_264923635.html
[14] http://www.eldiario.es/andalucia/mirando_a_europa/Teresa-Rodriguez-sistema-mayoria-ciudadania_0_264923635.html
[15] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0011.html
[16] http://www.diariocritico.com/castilla-la-mancha/politica/elecciones-europeas-2014/podemos/pablo-iglesias/455837
[17] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0011.html
[18] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0014.html
[19] http://www.periodistadigital.com/periodismo/tv/2013/09/24/isabel-san-sebastian-pablo-iglesias-asamblea-facultad-jesus-cintora.shtml
[20] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0103.html
[21] http://www.youtube.com/watch?v=UWX4Hz-B90c
[22] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0088.html
[23] http://berlunes.com/entrevista-pablo-iglesias-podemos
[24] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0071.html
[25] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0037.html
[26] https://twitter.com/la_tuerka/status/471024584742158336
[27] http://www.rumbos.net/ocja/jaoc0037.html


75 comentarios:

  1. Puede que los falangistas tengamos miedo a este discurso porque, desde hace muchos años y tal vez sin quererlo, nos hemos ido instalado en la derecha. Si nuestras ideas nacieran hoy, es posible que tuvieran concomitancias con este discurso. A cambio, hay también aspectos que cultiva este caballero y que "venden bien" entre su grey (aborto, odio explícito a la religión, justificación del terrorismo, etc.) con los que, "ni harto de vino", puedo estar de acuerdo. Ahora, en lo social ... mmm. Claro que, como dice el refrán,” una cosa es predicar desde la tribuna y otra dar trigo, tribuna abajo”. Me gustaría ver que haría este tío si alguna vez llegara a tener responsabilidades de gobierno, digamos, en un Ayuntamiento, una Comunidad Autónoma, etc. Tengo casi por seguro que la capacidad de absorción e integración del sistema acabaría con ese discurso, hoy por hoy tan, digamos, “atractivo”.

    En cualquier caso, aunque puede que se trate de lo que un insigne falangista de la intemperie llamaba "el camarada bengala" que brilla mucho durante un corto instante, creo que nuestra torturada Patria necesita gente como este tipo, capaz de dar aldabonazos que despierten a la ”casta” (aunque solo sea por miedo a ser desalojados de sus prebendas) y que muestren que otro mundo pudiera ser posible fuera de la mezcla de liberalismo económico y socialdemocracia chata, reputada hoy en día como sistema insuperable de organización política.
    En fin, por desgracia "nuestro reino no es de este mundo". Hoy ya es de otros. Bueno, en realidad, siempre ha sido de otros o, lo que es peor, de otros otros. Como decía Atahualpa Yupanqui (¿o era Cafrune?): “Las penas y las vaquitas, se van por la misma senda. Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por su comentario.

      Creo que estamos de aucuerdo en que Podemos posee ese ímpetu renovador que caracterizó a la Falange de José Antonio y, coincido también, aunque solo sea por el aldabonazo, su presencia es, por el momento, interesante. Y también estoy de acuerdo con usted en que hay algunas cosas que, sin embargo, chirrían si queremos encajarlas. Para mí, la diferencia esencial entre Podemos y la Falange joseantoniana es la confianza de los primeros en la democracía electiva y la desconfianza de la segunda. Lo demas quizá sea circunstancial y accesorio.

      También percibo que la maquinaria de la propaganda del régimen ha dejado su impronta en usted, pues Podemos no justifica el terrorismo. A lo sumo encuentra explicaciones, cosa muy distinta. Yo puedo explicar el alzamiento del 18 de julio, pero eso no significa que lo justifique o legitime.

      Lo mismo sucede con la Iglesia. Podemos aboga por laa separación entre iglesia y Estado (cosa que también hizo José Antonio), pero no creo que proponga el odio a la religión, pues para eso ya está en España, por desgracia, la Conferencia Episcopal y su constante deseo de, a diferencia de usted, hacer de este mundo su reino.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Usar la palabra casta para negar la democracia representativa (su concepto) no tiene nada que ver con asumir que la democracia real en España está podrida y ha de ser recuperada para que ciertamente exprese y defienda los deseos de la gente. Afirmar como hacen el PSOE y el PP que los deseos de la gente se han de someter a la dinámica del capitalismo global es, como poco, en términos falangistas, un acto de traición a la patria común.

      Soy católico practicante (no solo por cumplir con los sacramentos). Mis compañeros de Podemos, mayoritariamente ateos o agnósticos, lo saben desde el día que me uní a su Círculo en mi barrio y no tengo ningún problema con ello.

      Conozco muy bien lo que podríamos denominar "el fenómeno falangista auténtico" por experiencia personal en mi adolescencia y solo puedo decir que el defecto más grave de esta vertiente de algo tan complejo como es el falangismo español es no asumir los vínculos que los seres humanos tienen por encima de su lugar de nacimiento, de su familia o del lugar en que crecen o viven.

      Un ejemplo: me gustaría que Cataluña siga siendo España, pero no porque España sea una unidad divina en la que hay que creer como quien cree en la Satísima Trinidad, sino porque una mayoría amplia y clara de catalanes lo quieren (suponiendo que el resto de españoles lo quieran). Lo que el españolismo defiende a capa y espada es que Cataluña es España porque los españoles que no viven en Cataluña lo quieren (lo mandan), en especial porque los madrileños lo quieren (soy madrileño fuera de Madrid).

      Es como el marido o la mujer que someten a su pareja a un matrimonio simplemente por hacer daño al otro y someterlo a su poder.

      Eliminar
    3. Un ejemplo de lo que es hoy la casta a la que se refiere Podemos:

      http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/10/18/madrid/1413632354_172225.html

      El titular es "El Consejo Consultivo une a PP y PSOE".

      ("Los dos únicos partidos con representantes en el organismo impiden su supresión frente a IU y UPyD")

      Eliminar
    4. Para Anónimo20 de octubre de 2014, 16:26

      Gracias por tu correo, me devuelves la esperanza en este pais. Yo soy catolico no practicante, y por momentos agnostico, pero gracias a la nueva volunta de gente como Podemos y el nuevo Papa estoy recuperando la fe y la ilusion. Pero no pensemos que estos policos van a llegar alli y por arte de magia hacer lo mejor para sus ciudadanos, no, otros grupos de presion les seduciran con cantos de sirena y es nuestro deber de recordarles constantemente de que los ciudadanos somos soberanos, de que entendemos las decisiones dificiles pero que somos mas importantes que que ellos salven el culo para colocarse luego en el consejo de administracion de Endesa o Iberdrola.

      Eliminar
  2. la presencia de Pablo Iglesias y la actitud con la que se presenta, me recordaba la de los movimientos sociales de los años treinta. En primer lugar, la forma desafiante de su discurso, fustigando a una democracia decadente que ya no representa sino lo viejo y caduco y lo segundo cómo se represente esa posición, se reviste en lo estético de una especie de uniforme, camisa remangada y una coleta. Nada es baladí en el imaginario de las formas, a veces tan importantes como el mensaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario.

      Aunque no deja de ser una apreciación subjetiva, la cuestión estética que usted propone tiene sentido. De hecho a mi, el tono desafiante y sereno que adopta en los debates Pablo Iglesias en algunos momentos me ha recordado al de José Antonio en el parlamento.

      Pero, como le digo, no deja de ser ésta una apreciación subjetiva y, como tal, no tenía cabida en el artículo, en el que he procurado cernirme a lo estrictamente constatable, aun dejando de lado ese imaginario de las formas que, como dice, es a veces tan importante como el mensaje. De hecho muchas veces emisor, medio y mensaje se funden de tal manera que es imposible discriminar uno de los otros.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Realmente coinciden en muchas cosas, pero no olvidemos los simbolos, los uniformes y la palafernaria paramilitar de falange, los hombres y el mundo en los años 30 eran muy diferentes a los de hoy, igual en España que en Europa, de donde llegaron esas ideas nacionalistas, con obreros y campesinos en armas dirigidos por la derecha o por la izquierda que más da si daban salida a la pobreza y la miseria del tratado de Versalles o de los sistemas agrarios en manos de terratenientes. Tampoco hay que olvidar el Decreto de Unificación y como se descabezo a Falange primigena tras usarla para la guerra, lo digo asi, usarla, para después fusionarla con el tradicionalismo Carlista, el clero y seguramente muchas cosas más para perfumarla y sacarle el olor al nazismo o al fascismo italianos que la inspiraron tanto en la estetica como en muchas de sus ideas liberadoras de los pueblos oprimidos. Politicamente era incorrecta hasta para Franco, demasado populista, demasiado sindicalista, demasiado reformista, por eso la iglesia se encargo de aguarla con su bendicion

      Eliminar
    3. Muchas gracias por su pertinente apreciación, con la que en gran mediada coincido.

      A veces considero que la Falange fue un intento de los adinerados españoles de importar el modelo fascista italiano a España para que les hiciese el trabajo sucio, para que sacase a hostias a los obreros de la calle. Sin embargo el tiro les salió por la culata, porque su líder, más que un hombre de acción, era un tipo intelectualista y sentimental, que dio un giro muy personal al movimiento.

      Franco tampoco entendía lo que Falange intentaba poner en marcha. Ni simpatizaba con el movimiento, ni con sus ideas ni con su líder. De hecho todavía hoy perdura el eco de quienes denunciaron que no quiso sacarlo de la cércer de Alicante. Pudiese o no, lo que está claro es que su muerte le vino de perilla: Primero para crear un mito; segundo para conseguir una Falange dúctil y desvirtuada que, entonces sí, se convirtió en lo que quienes la financiaron al principio querían: Un escuadrón paramilitar anticomunista.

      Un cordial saludo, gracias por comentar

      Eliminar
  3. Ya, ya, Falange es una herramienta, que nace de la Tradición y de la Creencia Católica, cuya doctrina es la que aclara la interpretación en cada momento... y que siente su acción como una vida de servicio espiritual...igualito que PODEMOS...Falange no es de derecha ni de izquierda...ni de arriba ni de abajo...ni de Centro, el Nacional Sindicalismo es eso, Falangismo... Servir hasta morir...Toda la cúpula e intelectualidad apresada por los Rogelios fue en casi su totalidad muerta o asesinada...después lo que quedaba, fue apresado por los Burgelios, y quedo unos poquitos que a tranca y a barranca han llegado hasta hoy... PODEMOS es abortista o no...PODEMOS es gayfiliante o no, es feminizante o no, es lesbianisante o no, defiende a la persona a la que sirve el estado o es el estado el que usa y domina al individuo... la patria es de libertad y como base espiritual, o la patria es una tierra pagana tan solo de la cual se saca las viandas y en ella se retoza nada mas...Es transcendente Podemos...No, pues entonces no tiene nada que ver con FALANGE....
    ALCE ROJO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario

      Es evidente que hay diferencias. Eso no puede escamotearse. Pero lo cierto es que esas diferencias son más de método que de punto de partida o de objetivos.

      A mi modo de ver, salvando las distancias, la situación de partida y la situación a la que se quiere llegar son muy semejantes en esencia.

      Se parte de un sistema de partidos descompuesto que camina a base de decreto ley hacia el autoritarismo, de una sociedad depauperada y engañada y de una oligarquía secularmente encaramada al poder.

      Se quiere llegar a una sociedad donde el Estado esté al servicio del pueblo y no de la casta que se ha enseñoreado de él, a una justicia social y a la abolición de los privilegios que esa oligarquía ha conseguido.

      Difieren en el cómo. Podemos enarbola la bandera de la democracia y el asamblearismo. Es decir, debatir, contrastar y elegir democráticamente. Falange consideraba que fiar determinados aspectos de la vida pública al veredicto de las urnas es un suicidio, siendo más bien partidaria de que una élite audaz conquiste el poder.

      El problema viene del hecho de que esa minoría perfectamente podría acomodarse en el poder como sucedió en la Unión Soviética. Ahí es donde entre el catolicismo y el sentido trascendente de la militancia: Es un seguro, frente al materialismo marxista, de que esa élite no utilizará el poder en beneficio propio: Su sentido trascendente y católico les lleva a despreciar este mundo en aras del otro.

      Por tanto, que Falange sea contraria al aborto, a la homosexualidad o al paganismo no está en su ADN, sino que es algo derivado de la doctrina de la Iglesia Católica y, por tanto, susceptible de cambio o reinterpretación, como tantos y tantos asuntos en los que la Iglesia Católica ha ido, más o menos, adaptándose a los tiempos: Heliocentrismo, usura, derecho divino regio, etc.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  4. Enhorabuena por tan valiente artículo. Hay quienes se fijan más en el envoltorio que en el contenido, en la publicidad que en el mensaje y hay quien hace de la Falange una secta integrista y ultraconservadora, pero la Falange verdadera y Podemos se parecen mucho. Mucho.

    Un saludo.

    jarabeautentico.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario.

      Celebro que lo considere valiente el artículo pero, humildemente, quizá quepa reservar el término para lo que de verdad lo merece. Me conformo con pensar que es audaz, en la medida en que va un poco más alla de la apriencia (el envoltorio) y eso, en este mundo de apariencias, siempre es sinónimo de coscorrones contra el muro de la incomprensión.

      Agradezco de veras su aliento y el hecho de que haya incorporado mi artículo a su blog para difundirlo.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  5. Buscaar paralelismos entre este iluminado populista y uno de los mayores pensadores de la historia de España es querer dar la nota, cosa que usted sabe hacer muy a menudo. Para empezar no es justo sacar de contexto parrafos o lo que es aun peor frases y compararlas con ......

    La Falange estaba compuesta por gente de orden, trabajadores honrados y honestos y con unas raices profundamente cristianas, los perroflautas como el de la coleta no tiene nada de esto. La Falange se construyo sobre la sangre de patriotas que se derramó sin sentido alguno como la de Matias Montero, Podemos se ha creado sobre las mentiras torticeras repetidas una y otra vez.

    No quiero extenderme más, tan sólo decir que comparar una filosofia de vida con una serie de discursillos baratos es compara a Dios con un gitano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su simpático comentario.

      La verdad es que tiene usted toda la razón. No se pueden buscar paralelismos entre un iluminado populista y uno de los mayores pensadores de la historia de España. Pero es que no creo que Pablo Iglesias sea un iluminado populista, ni que José Antonio sea uno de los mayores pensadores de la historia de España.

      Pablo Iglesias es un tipo que ha sabido poner el dedo en la llaga de los males que acucian a España, y ha sabido hacerlo de una forma que resulta atractiva y comprensible. No digo que no haya mentecatos que tomen sus palabras como si se tratasen de la verdad revelada, pero eso no es una cuestión del emisor sino del receptor.

      Por otro lado, aunque José Antonio también supo escrutar con gran finura de juicio el signo de su tiempo, su pensamiento no cabe ser tildado de original, pues su antropología es en gran medida deudora de la concepción del hombre masa de Ortega, al igual que su concepto de nación. Su ética está incardinada en la tradición católica. Y lo mismo podría decirse de otros aspectos que jalonan sus discursos. Su pensamiento es una síntesis para la acción, pero no un nuevo paradigma filosófico. Sus obras son, en su mayoría, discursos, no tratados. Con lo que, a mi modo de ver, queda fuera de lo que podríamos considerar genuinamente pensamiento español.

      En cuanto a las raices cristianas, creo no equivocarme si le digo que cristiano no es el que se proclama tal (No bastará con decirme: ¡Señor!, ¡Señor!, para entrar en el Reino de los Cielos; más bien entrará el que hace la voluntad de mi Padre del Cielo. Mt 7,21), sino el que, como el buen samaritano (los samaritanos eran considerados despreciables e impíos a ojos de los judíos, como pueden serlo ahora los perroflautas a ojos de las empeletadas señoras de misa diaria), hace las obras del Reino de Dios.

      Le aconsejo agurdar a ver los frutos para juzgar el árbol.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
    2. Lo interesante de esa comparación sería compara la nada con un gitano, porque su diosecillo no existe.

      Eliminar
  6. Da verguenza que se compare a don Jose Antonio con este rojo y a un partido politico que apoya al cavismo, castrismo y a una banda criminal da verguenza ARRIBA ESPAÑA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.

      Le remito a mi contestación al anterior comentario.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  7. Anónimo10 de julio de 2014, 18:04 : acabas de definir a la recua de FASCISTAS y GANGSTERS con sombrero y gabardina del averno de la "Ballena Alegre, que siguieron al Primo, que como me imagino que asumes, era un fascista de tomo y lomo. Así que, un poquito de humildad, y no me compares a ese fascista con pistola en la sobaquera, con Pablo, que en el plano intelectual, le mete 2000000 de vueltas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar.

      Lo suyo es comparar ideas, no personas, pues resulta ucrónico o, cuando menos, anacrónico. Y más adelante, cuando Podemos madure, poder comparar hechos. De momento, y hasta que esto suceda, no puedo pasar por alto que José Antonio pagó con su vida el precio de defender sus ideas cuando, por su posición económica y social, bien podía haber puesto pies en polvorosa nada más proclamarse la República. A mi eso no deja de infundirme cierto respeto.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  8. Yo también te felicito por el artículo. De hecho, ante el absentismo del mensaje de la auténtica falange joseantoniana, Podemos, por boca de Pablo Iglesias, nos ha robado el sitio. Su mensaje es, en líneas generales, asumible. Se queda corto en lo social. Muy corto. No pretende desmontar el capitalismo, sino reformarlo para hacerlo más viable. No pretende la expropiación de los grandes terratenientes y capitalistas a favor de los sindicatos de los trabajadores. Confía en el sistema, al que parchea para mejorar frente al establecimiento de una república sindicalista, autogestionaria y federal (partiendo del municipio y la comarca) que pretendemos los nacional-sindicalistas auténticos. Es, por ello, tibio, no radical ni frentepopulista como dice la derechona. Tibio frente al revolucionarismo rupturista y primigenio del autenticismo falangista. Sin embargo, es lo más cercano a él en el espectro político que padecemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por la felicitación.

      No es la primera vez que escucho decir que el mensaje de Podemos es algo tibio. Algunos comunistas radicales acusan a Podemos justamente de lo mismo que usted, de pretender reformar el sistema desde dentro en lugar de destruirlo desde fuera. Argumentan que ese mismo empeño fue el que aupó al socialismo al poder y que, como se ha visto, es baldío, pues el sistema es demasiado poderoso y te acaba engullendo.

      Es posible que no quepan las medias tintas y que, por tanto, el intento de Podemos sea eso: un intento más que acabará siendo esteril. Pero también es cierto es que la mayor parte de la sociedad está enraizada en el sistema hasta la cintura y que, llegado el caso, lucharían con uñas y dientes por defenderlo.

      A mi modo de ver, quizá esa transigencia con el sistema sea algo meramente instrumental, una manera de diluir el discurso para que la gente lo acepte sin escupirlo porque le quema en la garganta. De hecho algo de eso se intuye en este video de Pablo Iglesias.

      http://www.youtube.com/watch?v=UWX4Hz-B90c

      Sea como fuere, Podemos está todavía en ciernes y, las cosas como son, si algo tiene el sistema son recursos económicos y materiales para desvirtuarlo, asimilarlo o aniquilarlo. Máxime si tenemos en cuanta que la sociedad española no está en su mayoría, a mi modo de ver, madura para poder poner en marcha un método participativo y democrático como el que Podemos preconiza. Así que, el sistema puede perfectamente utilizar ese método para pervertirlo a través de la manipulación y la propaganda; o, si Podemos se trata de blindar frente a esta posibilidad y se torna elitista, pueden facilmente desacreditar su deriva antidemocrática.

      En cualquier caso, el tiempo dirá. Entre tanto, bienvenido sea este movimietno peristáltico en los intestinos del sistema que Podemos ha provocado.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  9. Por su camisa y su discurso los conoceréis. Es curioso, que cuando éste país llega a las más altas cotas de autodestrucción por culpa de la oligarquía de horca y cuchillo, de repente aparecen esos que no son, "ni de Izquierdas, ni de Derechas", osea, EL FASCISMO puro y duro, que sobrevivió al franquismo. Los que iban repartiendo palizas en la Transición, los de la pistola en la sobaquera. Que razón tiene el profesor Ramón Cotarelo. http://www.youtube.com/watch?v=q2NzLJ1k7nw Incluso por Valencia hay unos fascistas que piden el carnet de identidad al repartir ayuda humanitaria. Lo bueno, que sois minoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario

      Creo que su conclusión está viciada porque ha asociado el no ser de izquierdas ni de derechas con el fascismo. Ortega y Gasset, poco sospechoso de fascista afima en La Rebelión de las masas: "Ser de izquierda es, como ser de derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un gañán: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral".

      A mi modo de ver, derecha e izquierda no son sino categorías apriorísticas en las que encerramos, de manera convencional, una serie de atributos. Atributos que, además, varían con el paso del tiempo y en función del enfoque de las diferentes escuelas de pensamiento. Por ejemplo:

      ¿El uso de la violencia para conseguir el poder es un atributo de la izquierda o de la derecha?

      La superación de dichas categorías no es sino un ejercicio de higiene mental y de depuración de prejuicios. Creo que el enfoque izquierda-derecha no funciona para explicar la realidad, pues el sistema capitalista occidental ha subsistido con ambas.

      Podríamos considerar que lo genuinamente de izquierdas es la lucha contra el capitalismo, con lo que cabría concluir que la socialdemocracia occidental no es de izquierdas, en tanto que cohabita con el capitalismo; pero eso entraría en manifiesta contradicción con las afirmaciones de Cotarelo del vídeo que me enlaza, que sostiene que tal afirmación es justamente dar alas a la derecha.

      Creo que el análisis derecha-izquierda es es una herramienta demasiado endeble como para poder utilizarla para analizar la realidad sin que se resquebraje. Y considero que, desde un punto de vista metodológico, la dicotomía capitalista-anticapitalista puede resultar más sólida.

      Por tanto, aunque el antiparlamentarismo pueda estar en la base del fascismo, y esto implique la negación de la izquierda y la derecha, pues ambas componen el arco parlamentario, no creo que pueda darse el salto lógico de asimilar análisis alternativos al de izquierda-derecha con el fascismo, por lo anteriormente expuesto.

      Un cordial saludo

      Un cordial saludo

      Eliminar
  10. Es precisamente lo que ustedes desean, desplazar el discurso de las ideas (Izquierda), por el de los prejuicios y el esencialismo, y así explicar su "realidad" cargada de irracionalidad, y a los díscolos, les aplican la "dialéctica de los puños y las pistolas", el Ricino, o la ley de fugas. Mediante el esencialismo, tratan de conseguir la cosificación de los que les resultan molestos por cuestiones de fenotipos, etc, y por eso, piden los DNIs, al repartir ayuda humanitaria. En realidad, me importa un pimiento lo que sostenga Ortega y Gasset en éste sentido, ya que está ahora mismo fuera de contexto. Si levantara la cabeza, estaría con un portatil, lanzando un discurso más actualizado. Citar hoy día a Ortega... porfavor!!, cite a H.Marcuse, a Chomsky, a Galeano o a alguien más actual. Si se descuída se remonta a Heráclito o a Zenón.

    La base de su discurso, es la violencia tanto de grupo, como de Estado, sobre un sustrato de ese esencialismo que emana de los tiempos de Herder y que bien supo recoger el neofascismo del estado español.

    Hablamos de realidades, ustedes hacen el trabajo sucio a la Oligarquía (que ustedes llaman "capitalismo"), al igual que lo hacen los que ostentan el monopolio de la violencia del estado, lo que ocurre, es que ustedes son prescindibles y por eso en la "Transi", el sr. Casinello les metió una jartá de infiltrados que dejaron esquilmada la extrema derecha. http://elpais.com/diario/2008/05/18/espana/1211061611_850215.html

    Malos tiempos para la lírica tienen ustedes, pues el rollo ese de la "Unidad de destino en lo universal", ya no cuela, porque la gente espabila a pasos agigantados, y hasta el más tonto comprende, que la "autoridad" no la debe tener el mandatario de turno, o el alcalde, o el policia, o el cura o el militar, sino que la debe tener el contribuyente, que es el que los alimenta como a gorrioncillos caidos del nido a base de impuestos. Faltaría más. No queremos proteccionismo, gracias. Ya somos mayores de edad, y no creemos en ni en los reyes ni el nos "caudillos" ni en los "triunviratos" magos. A otros perros con esos huesos, caballero.

    En fin... sigan con sus prejuicios, y mirando el dedo que señala la Luna de la "revoluciòn pendiente", mientras otros que son más listos, y pasan de insignias, toman la Bastilla sin disparar un solo tiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar no una, sino dos veces. Me encanta que le haya cogido el gusto pues su gusto es el mío.

      Cuando usted dice "ustedes", no sé exactamente a qué se refiere ni en qué saco quiere meterme. Pero resulta paradójico que alguein que repudia la "cosificación de los que les resultan molestos" y de los "fenotipos" eche mano de un "ustedes" cargado de subjetividad y prejuicios. Ustedes no. Usted o tú. Porque yo hablo por mí, respondo de mís ideas y, además, éstas pueden en cualquier momento dejar de serlo, pues no tengo reparos en cambiarlas si alguien me demuestra que las suyas son mejores.

      Le pido perdón por citar a Ortega, pero es que tengo la mala costumbre de leerle con cierta asiduidad. Y lo hago porque casi un siglo después sus escritos son testigo de su afilado juicio y de su intuición casi profética. Podría también citar a Chomsky, a quien también leo y escucho, pero no recordé ninguna cita que encajase tan bien como la de Ortega en el asunto que nos concernía. A Marcuse y a Galeano no puede citarlos porque no los leo. Y no los leo no porque no me interesen, sino porque no se han cruzado todavía en mi camino, amén de que mi tiempo y mis energías son bastante limitadas. De hecho, "Las venas abiertad de América Latina" está en mi punto de mira y no descarto encontrarnos algún día en la librería o en la biblioteca, que lea unas cuantas páginas y se venga conmigo a casa. Pero hasta que eso suceda, no puedo citarlo.

      Habla usted de oligarquía y capitalismo como términos contrapuestos, si no le he entendido mal, cuando en realidad son complementarios: El capitalismo es el sistema en el que el capital comienza a ser el factor productivo dominante y su acumulación el objetivo fundamental de las relaciones socio-económicas. La oligarquía vendría a ser el resultado de varias generaciones de acumulación de capital, que tienen como resultado que un grupo de personas, merced a ello, pueda crear o poner los resortes del Estado (justicia, elaboración de leyes y ejecución de éstas) a su servicio y esté, de este modo, por encima de él o se mimetice con él.

      De lo demás poco puedo decirle pues, como le dije, va dirijido a un ustedes que me resulta ajeno. Tan solo que contrasta su aparente descreimiento con su candor cuando afirma eso de que "la gente espabila a pasos agigantados, y hasta el más tonto comprende, que la "autoridad" no la debe tener el mandatario de turno, o el alcalde, o el policia, o el cura o el militar, sino que la debe tener el contribuyente, que es el que los alimenta como a gorrioncillos caidos del nido a base de impuestos" Y no lo digo por los gorrioncillos, sino por creer que, de verdad, la gente espabila a pasos agigantados. Me gustaría compartir su fe, pero mi razón no me lo permite.

      Un cordial saludo y gracias por su deliciosa contumacia.

      Eliminar
  11. A buen entendedor.....

    Cordiales. (Plural).



    ResponderEliminar
  12. no sé si es una obviedad pero:http://joaquinrobledo.blogspot.com.es/2014/02/palabras-transgenicas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario que, lejos de ser una obviedad, es una buena prueba de que somos muchos los que al oir el estribillo nos acordamos de la letra.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  13. Hay que ser un miserable para escribir esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no se crea. tampoco soy muy mala gente.

      Un saludo

      Eliminar
  14. Interesante pero empresa total desacuerdo con el mensaje del artículo. Entre el pensamiento de J.A. Primo de Rivera y Pablo Iglesias está el abismo. Sólo.coinciden en que canalizan el.descontento social en un momento de la historia determinado, pero ni los medios ni el fin de uno y otro son los mismos. El primero es un intelectual nato, que siente profudamente España; el segundo un populista, que más que amor desprende odio hacia España. Muchos más puntos incnciliables que comunes entre ambos. Además, Falange nace para combatir el régimen de la IIRepublica ; Podemos nace apoyando su discurso en el régimen republicano.

    Saludos, y Arriba España (jamás pronunciado por don Pablito)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario.

      Me encanta que discrepe con mi artículo; ahora bien, dificilmente puedo intentar mitigar su discrepancia si no explicita más los puntos en los que discrepa y, en lugar de eso, centra su argumento en opiniones personales sobra la figura de José Antonio y Pablo Iglesias que ya he desmontado más arriba.

      Es cierto que el descontento social de finales de la II República se parece mucho al actual: La ciudadanía está desengañada porque le ha traicionado no solamente quienes venían secularmente haciéndolo, sino también quienes se presentaron como sus valedores. Pero es que, en el fondo, los viejos problemas que se plantearon durante la II República siguen aún sin resolverse, como esta crisis ha puesto de manifiesto.


      Por otro lado, al hilo de lo que usted dice sobre la república, en su Discurso sobre la revolución española, publicado en mayo de 1935, José Antonio deja claro que la Falange no es monárquica: "Pues bien: nosotros –ya me habéis oído desde el principio–, nosotros entendemos, sin sombra de irreverencia, sin sombra de rencor, sin sombra de antipatía, muchos incluso con mil motivos sentimentales de afecto; nosotros entendemos que la Monarquía española cumplió su ciclo, se quedó sin sustancia y se desprendió, como cáscara muerta, el 14 de abril de 1931. Nosotros hacemos constar su caída con toda la emoción que merece y tenemos sumo respeto para los partidos monárquicos que, creyéndola aún con capacidad de futuro, lanzan a las gentes a su reconquista; pero nosotros, aunque nos pese, aunque se alcen dentro de algunos reservas sentimentales o nostalgias respetables, no podemos lanzar el ímpetu fresco de la juventud que nos sigue para el recobro de una institución que reputamos gloriosamente fenecida".

      Un cordial saludo

      Eliminar
  15. El Primo un "intelectual nato"...?; por favor!!, un simple cultivador de la poesía épica con la pistola al cinto, y unas ganas de imponer el fascismo, que lo flipas. No me jodais...; por cierto, fue víctima de la ley que creo su muy noble papá, la de la "Tenencia Ilícita de armas", que eleva a categoría penal-delictiva , lo que es una simple falta administrativa. Ya lo dice ese refrán latinoamericano: "Al civil, se le puede militarizar, pero al militar, no se le puede civilizar". Por cierto, a ver si el infame Morenés suelta al teniente prisionero.

    Salud.

    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario. Ya he contestado a otros juicios apasionados sobre la figura de José Antonio, con lo cual a ellos le remito.

      En cuanto a sus dotes poéticas, José Antonio no solo cultivó la épica, también cultivó la lírica, como atestiguan estos versos:

      Arraigaste en mi espíritu segura y suavemente,
      como en las tierras vírgenes arraigan los rosales.
      Me llenaste del todo, como llena el ambiente
      el perfume de un ánfora que se vierte a raudales.

      En el templo callado de mi alma adolescente
      sólo en tu altar ardían las ofrendas rituales,
      y era mi amor un culto tan hondo y tan ferviente
      que nunca osó siquiera brotar en madrigales.

      Después fueron pasando los años y las cosas,
      se marcharon los lirios y se ajaron las rosas,
      y dejó cada invierno su rastro de dolor.

      Pero el rosal de antaño que muerto parecía
      está tan arraigado, tan hondo todavía
      que entre sus ramas secas aún brota alguna flor.

      Si quiere saber más sobre el universo poético de José Antonio, incluida su relación con Lorca, le aconsejo el siguiente enlace:

      http://www.maalla.es/Libros/JA%20y%20los%20Poetas.pdf


      Un cordial saludo

      Eliminar
  16. Si lees el libro "Conversación con Pablo Iglesias" aun encontrarás más paralelismos: Pablo Iglesias llega a hablar de "patriotismo", llega a definir Podemos como "movimiento" y aunque reconoce las afinidades de muchos de los dirigentes de Podemos con la izquierda, insiste en que Podemos está hasta cierto punto "más allá de las derechas y las izquierdas". Todo ello suena joseantoniano. Es cierto.

    Pero, dicho esto, también hay que recordar (y es muy importante hacerlo) que las coincidencias entre Podemos y Falange, se dan cuando hablamos de una interpretación de la ideología falangista completamente desfascisficada, desjerarquizada y desmilitarizada. Una interpretación de la ideología falangista que, aunque existe, es extremadamente minoritaria. Eso, sin olvidar que los que se autodenominan falangistas suelen ser de derechas (por mucho que los puristas del falangismo protesten contra ello).

    En conclusión: los paralelismos entre Podemos y Falange existen solo si hablamos de una interpretación del falangismo muy, muy minoritaria. Por tanto, puestos a buscar reminiscencias en formaciones de la década de 1930 sería más adecuado relacionar a Podemos con el Anarcosindicalismo de la CNT, antes que con el Nacionalsindicalismo de la Falange. Aun mejor: un antecedente más directo de Podemos podemos encontrarlo en el Partido Sindicalista de Angel Pestaña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su pertinente comentario.

      Si le digo la verdad, no he leído el libro que menciona y, las cosas como son, no me hubiese venido mal para poder tratara el asunto con más detalle y mejor fundamentación. Pero desgraciadamente mi tiempo es terriblemente limitado y me tengo que conformar con poner por escrito las impresiones que me causa comparar lo que ya conozco, agradeciendo sinceramente cualquier comentario que pueda iluminar alguna parcela que en mi relato quede oscura.

      Tiene usted razón que la interpretación que yo hago del mensaje de José Antonio es minoritaria. Tan minoritaria que es la que yo me he fabricado tras leer gran parte de sus obras completas y un par de biografías suyas, la de Payne y la de Pecharromán. Obviamente, la Falange de Josá Antonio poco tiene que ver con la de Franco. La primera aspiraba a subvertir el injusto orden secular que imperaba en España. La segunda a mantenerlo.

      Finalmente, lo que me dice usted de Ángel Pestaña es un poco como la prueba del 9 de que no andamos muy desencaminados con las comparaciones pues, según parece, José Antonio intentó atraerlo a su causa:

      http://memoriazul.lacoctelera.net/post/2009/10/13/conversaciones-con-lider-los-treintistas-ngel

      Un cordial saludo y muchas gracias por comentar

      Eliminar
  17. Joan Fuster dijo: "la izquierda española primero que nada es española, y luego izquierda" (y dijo otras cosas, más explícitas)

    ResponderEliminar
  18. Me llama la atención que no haya ningún comentario, en el hilo de semejanzas y diferencias, sobre los Círculos José Antonio. Aparte, mi aplauso para el bloguero, por su iniciativa, y por la templanza y buena argumentación de sus respuestas. Añadir, por fin, que me faltan comentarios valientes como el de Ricardo y me sobran, creo que nos sobran a todos, los de ese psudofalangismo viejo e inútil del bla bla bla maestro en golpes...de pecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario.

      Aquí no hay ningún comentario, pero el asunto surgió en otro foro (perdone que no se lo enlace, pero me pilló de vacaciones y no lo tengo en el historial) y un buen conocedor de los círculos José Antonio me proporcionó algunas claves acerca de su historia y funcionamiento. Asunto que, dicho sea de paso, desconocía por completo.

      Podría, como he hecho otras veces, haber modificado el artículo y haber hablado de que hasta el mísmo nombre de los círculos de Podemos es de inspiracion falangista. Pero dado que los círculos nacen en los sesenta, y nuestra comparación es con la Falange previa a la muerte de su fundador, concluí que quizá no era del todo pertinente.

      Agradezco sus palabras, que son sin duda bienvenidas y balsámicas. No me gusta mucho hacerme el estrecho con los parabienes. Ni con los parabienes ni con los paramales, pues saber que lo que escribes llega a otras personas, independientemente de la acogida que tenga, es ya en sí lo que hace que esto merezca la pena.

      Un cordial saludo y reitero mi agradecimiento.

      Eliminar
  19. Ese Pablo Iglesias es más bien el nuevo Sandro Rey de la política. Un no desdeñable porcentaje de la población va por la vida como anunciando en un gran cartel: “Soy muy tonto. Aprovéchate y estáfame” En esta tesitura, que surjan depredadores dispuestos a explotar a tales pasmados es de lo más natural. Nada se mueve. Es la historia más vieja del mundo.

    Lejos de contemplar una novedosa eclosión política, asistimos a la reedición del “tocomocho” remasterizado, a la engañifa rediviva. Un caradura salvapatrias que pretende combatir los males de la política con la política demagógica más barata, rastrera y rancia que cabe concebir. Si hasta promete sueldos para todos sin dar golpe en el paroxismo del populismo socialistoide.

    La Falange fue en su día algo relativamente novedoso: un totalitarismo con marca de la casa que oponer al avance del totalitarismo bolchevique. Hasta se le podía conceder el beneficio de la duda. Esto no es otra cosa que la caricatura ridícula del socialismo más imbécil. Que sí, que no faltarán un par de millones de imbéciles que lo apoyen (vaya novedad), pero ahí se terminará todo. Porque este monstruito de diseño lejos de representar alguna amenaza para el sistema lo que hace es reforzarlo. Es el “enemigo” peligroso que necesita el Partido Popular para que la gente asustada se refugie otra vez en el mal menor y todo siga como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias señor Berdonio por su apasionado análisis que, como otros que le han precedido, tiene mucho de solipsista y poco de científico.

      Aun con menos solidez argumental que en su anterior ocasión, celebro enormemente que haya vuelto por estos lares. De hecho no descarto el día de propiciar otro movimiento en aquella partida que dejamos en tablas. Me encanta que un comentador tan pundonoroso como usted le coja el gustillo al asunto.

      Su comparación con Sandro Rey es, amén de esperpéntica, poco acertada. Podemos creo que es al neoliberalismo lo que Falange fue al bolchevismo: Un intento de dar batalla en el tablero político a la fuerza pujante del momento, un intento de contrarrestarla, partiendo de experiencias exitosas foráneas (lease socialismo latinoamericano en el caso del primero y fascismo en el caso del segundo).

      En cuanto a la posibilidad de que el PP sea el gran beneficiado, ni le quito ni le pongo. Lo cierto es que de momento ya están cacareando lo de que gobierne la lista más votada, no sé si como reacción ante el tirón de Podemos y sus posibles pactos en la izquierda o si, como usted apunta, desde los medios se ha creado tal enemigo para que la gente vea con buenos ojos lo que no es sino un hurto democrático solo comparable al del año 1985, cuando el partido socialista aprovechó la mayoría parlamentaria que poseía para reformar la Ley del Poder Judicial.

      Un cordial saludo y muy agradecido por su comentario.

      Eliminar
  20. Buenas.
    Pues no puedo estar más en desacuerdo con el artículo en general.

    La tesis central está equivocada del todo, las coincidencias entre las críticas a la "casta" entre José Antonio y Pablo no nacen de las coincidencias entre ambos, sino de la situación semejante de aquella España del fin de la Restauración y esta otra. Su populismo nace de la verdad de esta crítica. Hay una casta gobernando España, y a cualquiera que lo diga, hoy como hace casi cien años, muchos les daremos la razón, de ahí su "populismo", no de ellos.

    Resulta obvio para cualquiera que hay una casta político-funcionarial incrustada en el Estado y las grandes empresas de España que extrae sus recursos de la explotación general e impide la renovación de las élites y las instituciones. En ese discurso estamos hoy muchos, como por ejemplo, yo mismo y creo que el autor de este blog, pero nuestra coincidencia no nace de nosotros, sino de lo que estamos viendo y sufriendo.

    Y precisamente, en lo personal, parece mentira comparar a Pablo Iglesias con José Antonio Primo de Rivera, primogénito de quien fue dictador militar de España, antecesor de Franco, salvador de la Restauración mediante golpe de Estado. ¿Cómo se explica que la derecha española de siempre, la aristocracia absentista, la más violenta y reaccionaria patronal, o los militares colonialistas encontrasen de inmediato su aliado natural en aquel mix católico revolucionario que quería ser Falange? POorque sabían bien de donde salía toda aquella verborrea anticasta, de su verdadero origen: la sección más intolerante y violenta del tradicionalismo antiliberal.

    Por cierto, se menciona Cuba. ¿Sabías qué era el padre de los Castro? Capataz en un gran latifundio que había sido plantación de esclavos. Ahí se crío Fidel Castro, como hijo del capataz.

    A mí, lo que menos me convence de Podemos es el origen de la mayoría de sus cuadros: son profesores de Universidad, la clásica cantera de cuadros del PSOE junto con los (funcionariales) sindicatos nacionales. No me fio de ellos porque son un poco más de lo mismo. Y a propósito, se metieron en política porque estaban hartos de ver cómo disminuían sus nóminas. ¿Qué van a defender?, pues sus nóminas y la inamovilidad del funcionario. Lo que veo mejor es que en general son más jóvenes.

    En este país no funciona otra revolución más que la de la Parca. Y si no mirad lo de Botín e Isidoro.

    Saludos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su extenso y pertinente análisis. Perdone que no le haya contestado antes, pero no ando sobrado de tiempo y se me hacía mezquino despachar con dos frases a quien ha tenido la generosidad de compartir con prodigalidad su tiempo. Ahí va el mío.

      Es posible que tenga usted razón cuando dice que la situación actual es semejante a la “de aquella España del fin de la Restauración”. El Estado español liberal, nacido al calor de la confluencia de intereses entre la aristocracia terrateniente y la burguesía industrial, vuelve a estar en la encrucijada.

      El diseño de la Segunda Restauración se resquebraja como en su momento se resquebrajaba el de la Primera, y eso da pie a un espectro muy amplio de posiciones: La de Falange de entonces y la de Podemos de ahora están en la misma frecuencia de honda: Hablan abiertamente de refundar el Estado, no de apuntalarlo, reformarlo o adelgazarlo. Porque ambos se han dado cuenta que el anterior Estado es un Estado de unos pocos y ellos, al menos nominalmente, quieren convertirlo en el de todos.

      Por tanto, aunque el fenómeno pueda llevar ahí varios siglos, no todos han coincidido en que la causa estaba en su mismo origen: El Estado liberal español fue creado por y para la oligarquía a la que había dejado se servir el viejo orden feudal. Y ese sigue siendo su fin. Y de ese tren se bajan, y a ese tren se suben, muchas personas, pero la dirección sigue inmutable. Por tanto, no es cuestión de cambiar de personas. Es cuestión de cambiar de modelo de Estado. Eso lo dijo Falange. Eso lo dice Podemos. Y, hasta donde yo sé, pocos más. Ahí radica la semejanza de su diagnóstico. No es que el Estado funcione mal. El problema es justo ese: que funciona perfectamente. De hecho fue diseñado para funcionar así. Y tras el poco tiempo que sus agujas dejaron de funcionar como estaba previsto, se encargó a los generales que lo pusiesen en hora.

      Dice usted que Primo de Rivera salvó la Restauración mediante su golpe de Estado. Su hijo, desde luego, no coincidiría con usted. Y de hecho sostuvo que la caída de su padre se debió precisamente a que intentó cambiar el rumbo que la oligarquía le había marcado. Justamente fue eso lo que le hizo entrar en política. Con el apoyo de muchos conservadores, cierto. Pero a Pablo Iglesias el señor Lara le masajea en la Sexta a base de bien y, si no fuese porque su mensaje de algún modo le conviene, le habría borrado del mapa hace tiempo. Una cosa son los compañeros de viaje y otra el camino. Y no se debe juzgar a los unos por los otros.

      De Cuba poco le puedo decir, salvo que es la Guatemala malograda del imperio estadounidense (eso lo cuento en el artículo de Bernays) y que si su sistema socio-económico fuese tan desastroso Estados Unidos haría tiempo que les habría levantado el embargo.

      A mí, que quiere que le diga, no me importa tanto quién sostenga las riendas del Estado como la sociedad sobre la que el Estado se monta. Soy más partidario de que la sociedad transforme al Estado que de que el Estado transforme a la sociedad. Creo que nuestra sociedad actual no está madura para transformar nada. Y si por algo me gusta Podemos es porque ha hecho que mucha gente empiece a hablar de cosas que antes no hablaba (con lo cual hay una esperanza de cambio). Y si por algo no me gusta Podemos es porque pretende hacer de esa gente que habla de cosas que no sabe, la base de su electorado (con lo cual, a hacer puñetas la esperanza).

      En la revolución de la Parca tengo pocas esperanzas puestas. Como le dije es solo gente que baja y gente que sube. Pero el tren sigue su camino.

      Un cordial saludo y muy agradecido por su comentario.

      Eliminar
    2. He dado mi opinión y has dado la tuya. Ni coincidimos ni creo que vayamos a convencernos ni a dejarnos convencer (Se pueden vender razones en el mercado, aunque no venderás con razones) Pero aunque sea con la excusa de estar muy ocupado, agradezco que te tomes tu tiempo en contestar. Por eso, por el placer de discutir despacio, si me lo permites, alabaré un poco más mi mercancía.
      Negar que la dictadura de Primo fue la última vuelta de tuerca de la Restauración por lo que dejó dicho José Antonio en defensa de su papá, no me parece un argumento de peso. Primo fue la revolución desde arriba de Maura, o sea, el fascismo ya antes de Falange, o si prefieres criptofascismo, pero ahí. Esa revolución desde arriba fue la lógica (en el sentido de curso del discurso, devenir de causas y efectos, continuidad legible) que une la Restauración al fascismo. El cambio de modelo de Estado no fue la Dictadura, sino la República, por supuesto. Tampoco fue mucho lo que la República pretendió, pero sí lo suficiente como para armar una guerra civil en contra, porque mucho era lo que la Restauración sujetaba. Franco –se le reconocerá en el futuro- no fue otro que el Gran Restaurador, un Regente que dejó atado y bien atado.
      Y aquí es donde nos hemos encontrado o cruzado, José Antonio, Pablo Iglesias, tú y yo: en una mugre imposible de esconder más tiempo bajo la alfombra institucional. Hay que barrer. Todos coincidimos. Pero reconocer esto no es cosa que nos haga coincidir en hacia dónde ni cómo ni quién debe coger la escoba, y desde luego tampoco hace más parecidos a José Antonio y Pablo Iglesias o a Podemos y Falange. El de las vidas paralelas es un buen recurso narrativo mientras el deseo de simetría no traicione a los biografiados.

      Eliminar
    3. Hace no mucho, por ahí, o incluso pudo ser por aquí, que no recuerdo, leí que donde la izquierdas entiende circunstancias la derecha dice carácter. Me gustó, creo que da en el clavo. Por eso intento ir a los orígenes, que son las circunstancias en las que se forjan los caracteres. Y nada más lejos que las circunstancias de carácter de José Antonio y Pablo Iglesias. Por eso, es sobre todo la comparación personal la que creo que fuerzas más. Si hubieras llevado el asunto de sus hipotéticas vidas paralelas a una convergencia en el futuro, pues aún…, pero hacerlos semejantes de entrada me parece un timo. Y lo mismo con Podemos/Falange. Para semejante paralelismo, en vez de cuatro discursos que tampoco aportan gran claridad, más hubiera valido ver quiénes eran aquellos falangistas y quienes son hoy los de Podemos.
      Por lo demás, que el Estado lo sostengan unos y no otros dices que no arregla nada, pero entonces tampoco debería estropear nada. No lo creo. Si así fuese el Estado sería representación perfecta de la sociedad. ¿Y de qué nos quejamos pues? ¿No era ese el lema y el problema: no nos representan? ¿Sí que nos representan, entonces?
      Lo de Cuba no sé si es peor o mejor que Guatemala, pero desde luego no es más que otra cárcel, una plantación de esclavos autogestionada. Puede que ya no haya gringos en la plantación, pero tampoco los necesitan, se bastan solos. Los EEUU tienen su responsabilidad en América latina, claro, ¿pero más que nuestra propia cultura? ¿más que el sistema criollo colonial heredado? ¿cuánto hay de nuestra querida cultura hispana en el desastre político que ha sido casi toda América latina? Y ahora pienso en el fascismo peronista de la Argentina italoespañola de los años treinta y cuarenta.
      Por cierto, la buena salud de los esclavos –su tan ponderado sistema social- frente a la pésima de los trabajadores libres o de los esclavos liberados es un clásico argumento esclavista: “el buen patrón no quiere perjudicar a su propiedad.”
      Y respecto a tus me gusta y no me gusta de Podemos y las bases de Podemos, creo que deberías releerte. Creo que confundes “conocimiento” con “buen juicio”. En el fondo sobrevaloras tus propios méritos, como todo el mundo, por otra parte.
      Juzgar, decidir, querer, esperar o desear son derivadas del amor. Tú no te fías de las bases de Podemos porque no los quieres, no te gustan ellos, no te gusta su mal gusto, no quieres lo que ellos quieren, no encuentras afinidad. Esa es la cuestión. Si juzgar bien fuese cuestión de conocimientos, la experiencia de los viejos sería siempre más justa que la ingenuidad de los jóvenes. Me temo que no es así. Podemos promete darle el poder –de decidir, de elegir, de hacer lo que quiere- precisamente a quienes hoy se les prejuzga más incapaces, y esta gente que vota Podemos es la que se ve más desplazada y marginada del poder, son los rechazados, los desqueridos, tus incompetentes. Estas son las sabidurías del amor, las del buen juicio, para las que no hacen falta grandes conocimientos, porque se sienten y entienden mediante los afectos y desafectos.
      Y ya acabo con la Parca y su revolución, que sí, es un tren al que sube y baja la gente. Pero ¿qué otra cosa hay más importante que quién va en el tren, quién se baja dónde y dónde sube quién? ¿Acaso no es para eso, el tren, para llevar gente?

      Tiempo y salud.

      Eliminar
    4. Muchas gracias por su réplica y por sus buenos deseos. El de salud se cumplió a medias. El de tiempo a la vista está que no.

      Dices que no crees que vayas a convencerme y ya me has convencido. Me has convencido de que no buscas convencerme, sino solo alabar un poco tu mercancía. Así que, desprevenido y estupefacto paso a analizarla.

      No niego que la dictadura fuese la última vuelta de tuerca de la Restauración, sino que me limito a señalar que de todas las hipótesis posibles es solo una más. Hay otras. Y una de ellas es la que sostuvo su propio hijo que, por cercanía, pudo disponer de información personal de su padre y de las circunstancias que le rodearon (cosa que de tu comentario se deduce que es importante).

      Lo que sostienes, en tu tesis inicial A (Primo fue la solución de la Restauración para sostenerse) entra en conflicto con los que sostienes en tu tesis B (Franco fue el que realmente apuntaló la Restauración). Si realmente Primo de Rivera hubiese sido un puntal de la Restauración, les salió rana (pues se necesitó otro después que apuntalase de nuevo), bien por incapacidad, bien porque no se plegó a los deseos de los que le habían colocado allí. Yo el otro día esgrimí lo último como hipótesis, aunque también pudiera haber sido lo primero. Es un razonamiento que va más allá de las melifluas palabras de un hijo sobre su padre.

      Mi artículo no pretende ser una biografía comparada de ambos personajes, sino una contraposición de las ideas de ambos para elucidad hasta qué punto son semejantes. La comparación debería recoger muchas más aportaciones, no solo las de José Antonio y Pablo Iglesias, pero tampoco pretendo escribir una tesis, sino mostrar la realidad desde puntos de vista poco trillados.

      No sé si he dicho que da lo mismo que el Estado lo sostengan unos y otros. Si lo he dicho preciso: Lo que determina el éxito de un modelo alternativo no es quién sostenga el sino cómo sostenga el Estado. Si es un Estado controlado por los ciudadanos o si son unos ciudadanos controlados por el Estado. El gran problema que tiene ahora mismo España no es que mande el Partido Popular (que visto lo visto ya es grave), sino que tenga poder absoluto, que controle la elaboración de leyes, su ejecución y a quienes juzgan conforme a ellas. Y si eso no se cambia da igual que mande Pablo o Mariano, pues a la larga quien tiene el poder lo ejerce y lo ejerce en su propio beneficio. Pero vamos, soy consciente de que es más fácil que el Estado cambie las conciencias que las conciencias cambien el Estado.

      Me releo y, aparte de cierto hastío, no consigo nada. No entiendo de donde infieres que confundo conocimiento con buen juicio. Creo que sobrevaloras mis capacidades. Pónmelo más fácil, a veces me cuesta sumar 2 y 2.

      No me asusta que Podemos deje elegir a la gente, sino que primero les ofrezca algo que no puede darles: La capacidad de elegir

      Un cordial saludo y lamento muchísimo haber demorado tanto mi respuesta

      Eliminar
  21. Los hay que creen que Podemos no es mas que un nacional bolcheviquismo light . Yo personalmente creo que Podemos y el Frente Nacional frances se parecen mucho en su programa y mas que se pareceran hasta hacer casi indistingibles. Esto no entra en la cabeza de la mayoria de simpatizantes de Podemos, pero en la Eurocamara las posiciones sobre temas estrella van a ser parecidas .

    En este blog se puede ver una reflexion sobre el tema , en mi opinion bastante jugosa tratando el tema de Rusia y el Euroasianismo

    http://www.guerrasposmodernas.com/2014/la-conexion-euroasiatica/

    sin entrar siquiera en lo que sabemos de los programas de los dos partidos y su posible evolucion ( se comenta desde el nucleo de Podemos que viraran todavia mas hacia el centro y del FN se comenta en articulos de medios franceses que va a moderarse aun mas y probablemente afianzarse aun mas en el terreno que era anteriormente de la izquierda tradicional )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario, disculpe que le conteste tan tarde.

      Podemos y el Frente Nacional, dada su diametral oposición al actual sistema económico y al imperialismo norteamericano, están llamados a votar lo mismo en muchos asuntos del Parlamento Europeo. Sin embargo, de seguir Podemos transitando la senda esbozada en su programa, en asuntos relacionados con la inmigración o las fronteras van a chocar más temprano que tarde. Por decirlo de una manera sencilla, comparten algunos enemigos fuera de Europa, pero no tienen los mismos amigos dentro.

      La conexión euroasiática de la que me hablas no deja de ser una interesante conjetura (de hecho sería lógico pensar que tanto Rusia como Iran fianciasen cualquier movimiento que resultase favorable a sus intereses, como lleva haciendo Estados Unidos desde hace más de un siglo), pero, aun admitiendola, como los resultados de la votación sobre la incorporación de Ucrania ponen de manifiesto, sus partidarios son margianles.

      Yo lo que sí percibo como telón de fondo es una lucha entre EE.UU y Rusia por convertirse en el proveedor de hidrocarburos de Europa, y creo que Ucrania es una pieza en ese juego. EE.UU, merced al control de los pozos petrolíferos en Oriente Medio derivado de su guerra "contra el terror", está en condicones de suministrar a Europa sus excedentes y quiere quitarse competidores en Oriente y en el norte de África.

      Un cordial saludo. Muchísismas gracias por comentar

      Eliminar
  22. El pensamiento falangista es muy parecido al Socialismo redentor. Pero tiene grandes diferencias con él, en sus fines espirituales. Los cuales el socialismo no los tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario. Apunta usted una gran verdad. Pero conviene no confundir clericalismo o confesionalidad con espiritualidad. Pablo Iglesias no va diciendo que la religión es el opio del pueblo, sino que Jesucristo estaría de su parte.

      http://www.elmundo.es/espana/2014/08/15/53ed1cc9ca4741e7748b4597.html

      Por otro lado, creo que está más que superada esa dicotomía platónica entre cuerpo y espíritu. Hoy en día sabemos que ambas cosas vienen a ser la misma.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  23. Este país, mi país sigue estancado en los analfabetos políticos: PP,PSOE,PODEMOS,IU,SINDICATOS y demás, rojos,fachas,comunistas, son todos el mismo libro pero con editoriales diferentes, Un político es un camino infinito de mentiras y un universo de fraude y estafa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco que añadir a tan constructivo y sesudo comentario.

      Un cordial saludo. Muchas gracias

      Eliminar
  24. Le ruego acepte mis disculpas. Procuraré insertar los enlaces destacando su sutoria de las imágenes y agradezco nuevamente su comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a usted por sus enlaces. En más de una ocasión, al mirar el tráfico, he visto que desde su página se hacían numerosas entradas.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  25. Quizas le interese este analisis que hice de Primo de Rivera hace unos anyos

    http://www.nodulo.org/ec/2005/n044p12.htm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me interesa y mucho. Está muy bien fundamentado y aporta un punto de vista interesante. De hecho lo he impreso para poder subrayarlo y analizarlo con más detalle. De todos modos, tras leerlo y comparar su artículo con el mío he llegado a la conclusión de qu es como comparar el vino de Burdeos con un mosto. Su artículo muestra erudición, un respaldo bibliográfico amplísimo y rigor científico. El mío son solo unos cuantos destellos de pólvora que buscan bosquejar una impresión que se quedó por un instante atrapada en mi cabeza.

      Muchísismas gracias por su artículo y por la deferencia de comentar. Siento responder tan tarde pero en octubre me atropelló la vida y hasta ahora no he podido zafarme.

      Un cordial salduo

      Eliminar
  26. Saludos al creador de este Blog me a gustado todo lo que he leido y tambien de quienes a participado , desde mi humilde opinion a mi manera de entenderlo .

    Con el permiso del creador , me gustaria por favor que opinaras al respecto de lo que a inundado por la Red de Internet es sobre el tema que a tocado : Gloria Alvarez - Guatemala el video dura 11 minutos y 47 segundos , seria todo un detallazo poder ver la opinion del creador del Blogg y quienes deseen participar y dejad su aporte . Saludos cordiales y gracias de ante mano !. ( Esta en Youtube , con el nombre de Gloria Alvarez - Guatemala .

    Y lo recomiendo porque me a parecido una mujer muy inteligente hablando y hablando con conocimiento . No tiene desperdicio verlo . Mi apodo Me puedes llamar por el apodo Juez Waldo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Jueza Waldo por tu comentario y disculpe la tardanza en contestar.

      He visto el vídeo hasta los 3 minutos y 26 segundos, justo en el el momento que dice "Nuestra propiedad es el cúmulo de todas las cosas desde el día en que nacemos hasta el día que morimos que nosotros podemos lograr. Estos tres derechos [vida, libertad, propiedad], sin embargo, pueden existir en cada uno de nosotros sin impedir esos derechos en alguien más".

      Una definición tan vaga, tan imprecisa y tan tendenciosa de lo que es la propiedad anula cualquier construcción teórica que se monte sobre semejante cimiento. En su definición entran tanto las cosas que se han conseguido mediante el propio esfuerzo, como las que se han conseguido usurpando el esfuerzo a los demás. Las que uno puede disfrutar durante su vida y las que no podría disfrutar ni aunque viviese cien vidas. Y ahí está la clave.

      El derecho a la vida y el derecho a la libertad pueden considerarse, aun con reservas, inalienables, dado que desde que nace el hombre posee una vida y se le presupone una libertad. Sin embargo eso no ocurre con el derecho de propiedad, pues el hombre cuando nace llega al mundo menesteroso y con las manos vacías. Por tanto la propiedad es algo que el hombre consiguie. Y, dado que el mundo y los recursos no son infinitos, la propiedad que consiga la consiguirá a expensas de otros. Parafraseando su discurso, el derecho a la propiedad no puede existir sin impedir el derecho de otros.

      Por tanto, con el derecho a la propiedad sucede exactamente lo mismo que Gloria Álvarez pone de relieve en el caso de la salud, la educación, la vestimenta... suponen la "renuncia previa del derecho de propiedad de alguien más para poder ser otorgados". Y sin embargo, ella los coloca, capciosamente, en distinto saco.

      De hecho, cuando los padres fundadores de la nación estadounidense redactaron la Declaración de Independencia, se cuidaron muy mucho de caer en semejante error. Y así, lo que allí puede leerse es:

      "Sostenemos como evidentes por sí mismas dichas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad;que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados."

      Así las cosas, el discurso de esta buena muchacha me parece hueco y torticero, y un buen punto de partida para cualquier discurso neoliberal que intente demostrar por qué a pesar de nacer todos libres e iguales, unos pueden ejercer su libertad sin restricciones y otros tienen que conformarse con una libertad de segunda dada su dependencia económica y su precariedad.

      Un cordial saludo y gracias por tan interesante aporte. Como ve, detras de un rostro hermoso y un discurso elegante no siempre se encuntra un buen fundamento.

      Eliminar
  27. La verdad es que hay que tener muy poco sentido del ridículo para decir ese conjunto de gilipolleces.
    ¿Has probado a dedicarte a otra cosa? No se... ¿a la cocina, a la música, a soplar gaitas...?

    Pero con lo que más flipo, es con que te estoy contestando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su grosero comentario. Se ve que lo ha leido, que lo ha contrastado con sus ideas previas y que le han saltado los plomos. Eso es bueno. Justo lo que pretendo. Y gente como usted me anima a seguir cascándole a la tecla.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  28. Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar.

      Osada, diría yo.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  29. Enhorabuena sobre todo por su valentía. A pesar de no coincidir del todo en que exista tal similitud entre falange y podemos, me asombra su capacidad y su tacto, sobre todo la paciencia para no mandar a la mierda a estos pseudo intelectuales que se esconden tras un ridículo anónimo. Aunque lo que más me asombra de todo, es que los defensores del comunismo (la tendencia política más criminal de la historia -ahí están los datos-) se sigan atreviendo a llamar pistolero a José Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su elogio, aunque sinceramente no creo merecerlo. Reserve lo de valiente para quien se juegue en pellejo en algo que merezca la pena. Yo sólo escribo cosas vanales.

      No suelo mandar a la mierda a nadie. Al menos de momento. Me parece una grosería despachar con cajas destempladas a quien se toma la molestia de manifestar su opinión.

      No consigo que funcione el enlace donde pone ahí están los datos. Agradecería que me lo enviase de nuevo o que me dijese la fuente de donde lo tomó. Libros como "El libro negro del comunismo" son muy discutibles. Como discutible es también qué es comunismo y qué no lo es. ¿Es China comunista?¿Es el comunismo un sitema político o económico? Hay mucha tela para cortar. No se puede despachar en dos frases.

      En cuanto a lo de pistolero le doy en parte la razón. Según Gil Pecharromán, e el capítulo 7 de su biografía sobre José Antonio (pp. 237-250), considera que este fue de los más reacios dentro de Falange a utilizar la violencia, cosa que irritaba profundamente el espíritu deportivo de los más jóvenes, ávidos de acción y de los más cabestros, ávidos de sangre.

      Eliminar
  30. Una vez destapado que Podemos es una sucursal del chavismo venezolano, creo que esta búsqueda de paralelismos con la Falange ya puede darse por superada. En el momento en que apareció su artículo, evidentemente aun no se sabía. Pero hoy resulta ya más que claro. Naturalmente, siempre podemos agarrarnos a que el chavismo pueda parecerse a un tiempo a Podemos y al falangismo. O incluso a que la Falange y el comunismo tengan muchos parecidos, como los tiene aun más Podemos con el comunismo (los dirigentes de Podemos proceden en su mayoría del PCE).

    No negaré ninguno de esos parecidos. Pero, entonces la, en principio, sorprendente declaración de que Podemos y la Falange se parecen mucho deja de ser sorprendente. La cuestión ahora es la simple y desagradable evidencia de que Podemos es totalitario como lo es el chavismo, el comunismo y cualquier forma de fascismo.


    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría compatir sus certezas, pero para ello necesito que lo sean. Da por sentado que Podemos es una sucursal del chavismo sin demostrarlo. Presenta como evidente que Podemos es totalitario como el chavismo, sin demostrarlo.

      ¿Podemos encontrar sintonías entre Podemos y el chavismos? Eso ya lo digo yo en el artículo. ¿El chavismo financia a Podemos? Si así fuese, el fascimo italiano financió a la Falange. Lea la segunda entrega, que también de eso hablo: De cómo ambos movimientos (Podemos y Falange) se inspiran en exitosas experiencias extranjeras de su tiempo. ¿El chavismo es totalitario? Dentro de poco hay elecciones. A mí eso no me suena muy a totalitario. O a más totalitario que lo que pueda suceder en las benditas democracias occidentales

      Gracias por su comentario. Un saludo

      Eliminar
    2. Las "benditas democracias occidentales", por lo menos las que son como la española, no son totalitarias. Eso lo demuestra el hecho de que pueda existir un partido como Podemos, que quiere destruir la constitución de 1978 (o "El régimen del 78", como lo llaman ellos con desprecio). Un sistema de libertades que nos ha costado muchísimo.

      Venezuela sí que es de tendencias totalitarias, a pesar de que la oposición esté avanzando. Maduro no quiso aceptar el último resultado electoral, y si lo hizo fue porque el ejército se negó a darse un autogolpe (mire los periódicos de la época, porque está publicado). Mientras, sigue en la cárcel el líder de la oposició, que no es un facha sino el socialdemócrata Leopoldo López, por arengar a las masas en una manifestación. Ya ve usted que "delito" más grave. En otra manifestación la policía pegó un tiro a un niño de 14 años. Todo muy "democrático popular"...

      Por cierto: que Venezuela e Irán han financiado a Podemos está requetedemostrado. Algo inmoral que de momento no se ha demostrado ilegal (que es a lo único que de momento se ha "dado carpetazo" en los tribunales). Mire las pruebas de OK Diario. Inda quizá le caiga mal. Pero, la verdad es la verdad la diga Argamenón o su porquero.

      Mire también esta página. Es larga, pero vale la pena leerla con detenimiento y mirar sus vídeos. ¿Es esto lo que usted quiere para España? ¡Vuelvo a exhortarle a que abra los ojos! Si después de esto sigue pensando igual, tendré que darle a usted por imposible:

      http://acapulco70.com/la-verdad-acerca-de-pablo-iglesias-y-su-partido-poltico-podemos/

      Eliminar
    3. Muchas gracias por su comentario. Voy a intentar afinar mis tesis.

      Si yo simpatizo con las ideas en las que se sustenta la nación estadounidense, eso no me hace responsable de los crímenes atroces que esta nación ha cometido diciendo defender dichas ideas. Debería suceder exactamente lo mismo con Chávez. Sin embargo cuando uno simpatiza con el modelo americano es considerado un demócrata liberal y cuando simpatiza con Chávez es considerado un abyecto totalitario. No entiendo por qué

      Llámelo destrucción de la actual constitución, llámelo abrir un proceso constituyente... En cualquier caso, cambiar una constitución forma parte del juego democrático. De hecho se cambió hace poco para ceder la soberanía nacional a nuestros acreedores y nadie se rasgo las vestiduras. Es decir condenamos a Podemos por la mera posibilidad de que haga algo que otros, a los que exculpamos, ya han hecho: Entregar la soberanía nacional a potencias extranjeras. Es curioso.

      De lo que sucede en Venezuela sé poco, como la mayoría de los españoles. Lo que realmente me interesa es lo que sucede en España, que es donde vivo. Y en España gracias a ese maravilloso sistema de libertades dimanado de las Constitución del 78 el ejecutivo tiene acceso a todos los resortes de poder y puede sacar leyes como la denominada Ley Mordaza que violan, si no la letra, si el espíritu de la constitución y que buscan, de manera descarada, acallar a la oposición y desmovilizar a la población. ¿Esto no es totalitario? Nos pone en camino.

      Lo de la financiación de Podemos...Volvemos a lo mismo: No se puede financiar a un partido que todavía no existe. Los enlaces que presenta el artículo de Yael ofrecen datos de 2012, cuando Podemos no existía. Que después determinados miembros de CEPS han contribuido económicamente al sostenimiento de Podemos...Es otra historia. Seguramente cierta. Pero por esa regla de tres, podemos decir que la dictadura Saudí financia al PP, puesto que OHL ha efectuado donaciones al PP [http://www.elconfidencial.com/espana/2016-05-25/la-agenda-de-granados-delata-al-pp-recibio-donaciones-ilegales-de-ohl-entre-2011-y-2014_1205733/] y mantiene negocios con el régimen Saudí [http://www.railwaygazette.com/news/single-view/view/spanish-consortium-wins-haramain-high-speed-rail-contract.html]. Eso por no hablar de la doble moral que demoniza el hecho de que cedamos un espacio televisivo a HispanTV y aplaude que les construyamos el tren a los saudíes. Me parece una contradicción flagrante.

      Eliminar
    4. Por último, el artículo de Yael ya lo leí en su día y me impactó. Pero precisamente porque está escrito (y muy bien, por cierto) para impactar. Pero si uno deja a un lado la literatura y se centra en los hechos, éstos no están sustentados nada más que por juicios de valor y afirmaciones gratuitas.

      No hay nada más que un desprecio volitivo hacia el régimen chavista, al cual se le atribuyen toda suerte de males (echo en falta alguna mención a la política de EE.UU en Venezuela a la hora de explicar la transformación del régimen de Chávez y los males que sufre la población), una asimilación del régimen bolivariano con Podemos (bastante peor construida que la mía con Falange) y finalmente el típico recurso al miedo de: "Y ahora van a por vosotros". Si uno se queda ahí se queda acojonado y conmovido. Si uno no se deja impresionar por esa falsa autoridad que se arroga por haber vivido en Venezuela y rasca en los enlaces y en los datos, se da cuenta de que lo que parecía una verdad incuestionable no es sino una percepción bastante subjetiva y mal fundamentada. En lo tocante a la financiación de Podemos de todo el artículo de Yael solo puede salvarse este párrafo que cuestiona la trasparencia:

      "Entre el chorro de datos que aparecen en las cuentas de podemos, difícilmente se puede sacar una conclusión válida porque cualquier persona puede estar detrás de las donaciones [...]Yo no estoy afirmando que lo estén haciendo, lo que estoy diciendo es que la transparencia de Podemos es cero. Poner “paypal” en las donaciones es tan claro como poner “me lo encontré en el portal al salir de mi casa”.

      A su pregunta de ¿Es esto lo que usted quiere para España? mi respuesta es no. Pero dicho eso también le digo: El recorte de libertades y el desprecio de la ciudadanía que está llevando a cabo el PP tiene más que ver con lo que le imputan a Maduro en Venezuela que con lo que significa Podemos. Creo que ahí está la trampa.

      Espero que mi extensa respuesta aclare sus dudas. No pretendo convencerle, porque yo aquí no defiendo nada que no sea el hecho de que tanto Podemos como Falange conparten semejanzas de peso en su discurso.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  31. Vamos a estudios científicos. El que quiera que se de una vuelta por aquí, y verá el grado de democracia de Noruega y España en comparación con por ejemplo el de Venezuela (esta última es una dictadura, mientras que España o Noruega son democracias plenas):

    https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dndice_de_democracia

    Para demostrar que Podemos es una sucursal de Venezuela, hay innumerables documentos que lo demuestran:

    http://www.elconfidencial.com/espana/2015-04-20/270-documentos-pra-demostrar-que-el-gobierno-de-venezuela-financio-a-podemos_762794/

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Muy buenas señor Rubicón:

    El estudio que usted presenta no es un estudio científico sino doxográfico. Una recolección de opiniones que supongo que estarán en consonancia con los puntos de vista de los editores de The Economist, oráculo de las élites financieras mundiales. Para ser científico necesitaría explicitar mejor su metodología, cosa que según el artículo que enlaza no han hecho.

    Resulta llamativo que en ese índice Francia esté por detrás de España o que Ecuador se sitúe al mismo nivel que Turquía. Creo que en ese índice se da más valor al signo de los gobiernos que al gobierno en sí. Por poner otro ejemplo, con el derechista Kostas Karamanlís que falseaba la contabilidad nacional Grecia ocupaba el puesto 22 en la clasificación. Ahora que manda Syriza el 33. Es curioso. Ya le digo que el índice es una opinión a tener en cuenta pero solo una opinión.

    En cualquier caso Venezuela se considera un "Estado federal democrático, social, de derecho y de justicia", existe una división de poderes y libertad de prensa. Que no sea perfecto: seguro. Que no sea una democracia: No cuela.

    En cuanot a los documentos...Pues que quiere que le diga, es solo una boutade. "Puedo demostrar...", pero no voy a demostrar nada. Es un clásico "calumnia que algo queda". Si hubiese habido algo la Audiencia no hubiese dado carpetazo al asunto en varias ocasiones.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  33. Lo de que el estudio que aporto de "más valor al signo de los gobiernos que al gobierno en sí" cae por su propio peso si se tiene en cuenta que precisamente tras el aumento de la representación de Podemos en el parlamento español (y pérdida de mayoría absoluta del PP) España, en este listado, subió 8 puestos en su calidad democrática.

    Dicho esto, la verdad es que no sé muy bien por qué discuto con usted. En realidad, y salvo matices, estoy de acuerdo con que Podemos se parece mucho a Falange Española. Cosa de lo que afortunadamente el pueblo está empezando a darse cuenta (como muestra la caída de Podemos en las últimas elecciones). Espero que con el tiempo más personas lo vayan descubriendo. En este sentido, le agradezco a usted la magnífica labor que realiza con su web para difundir que Podemos es la nueva Falange Española de las JONS.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que España suba 8 puestos después de la aprobación de la ley mordaza va más en la dirección de lo que yo digo que de lo que dice usted. Y que Marruecos sea considerado un régimen más democrático que el venezolano pone en entredicho los criterios con los que se elabora el índice. De todos modos no he conseguido ver el índice de 2016, solo la mencion sin referencias que a él hace Wikipedia.

      Gracias por las gracias. Mi artículo pretende constatar un hecho: Existen semejanzas en el discurso de ambas formaciones. Si eso es bueno o malo no es objeto del artículo, porque bondad o maldad son atributos morales que cada cual distribuye en función de los presupuestos que parta.

      Celebro por tanto que estemos de acuerdo en lo mollar y celebro verle de nuevo por aquí. Un cordial saludo.

      Eliminar